top of page

Duelo: ¿Por qué pedir ayuda? Factores que influyen.






En este vídeo te hablo del duelo:


¿Por qué pedir ayuda? Factores que influyen en el duelo.


En este artículo me gustaría profundizar en aquellos factores que pueden determinar la dificultad de superar un duelo.

Si has perdido a un ser querido, y crees que te cuesta demasiado superarlo, este texto puede ayudarte a identificar aquellas variables que, tal vez, estén afectándote.


a) La personalidad:


La incapacidad para gestionar la ansiedad, la dependencia emocional, la baja autoestima, haber tenido relaciones complicadas en la infancia, o haber padecido depresión… pueden agravar tu duelo.

Si te ocurre o te ha ocurrido algo de esto, y sientes que tu dolor se está haciendo crónico, no dudes en solicitar ayuda, ya que la ansiedad, la dependencia, las relaciones complejas, el bajo auto concepto derivado de ellos, o cualquier otro aspecto que te está agravando el proceso… pueden tratarse mediante la psicoterapia.


b) Los factores sociales:

El grado de apoyo emocional y social percibido son importantes para superar un duelo. A mayor red de apoyo, más fácil es sobrellevar la muerte de un ser querido. Los estudios científicos han demostrado que, incluso el apoyo de las mascotas, ayuda a superar el fallecimiento de la persona perdida.

Si consideras que tu apoyo es bajo, es conveniente movilizar los recursos que tengas a tu alcance para mayor apoyo, o buscar ayuda psicológica.


c) Los cambios:

Ya sean económicos, de trabajo, hogar, pareja, etc. los cambios son desestabilizantes. Si estás pasando por muchos cambios o alguna crisis vital, o estás a punto de tomar una decisión que suponga un cambio drástico, optar por la estabilidad podría ayudarte a sentirte mejor.


d) La persona fallecida y el tipo de apego que tenías con ella:

Si la relación afectiva era intensa, es decir, si había un vínculo emocional muy importante, es natural que la reacción sea más grave.


Aquí están implicados factores como:

La fuerza… ¿cómo de intenso era el amor que sentías por esa persona?, a mayor intensidad, es probable que sientas más dolor.


La seguridad que percibías de esa persona. Toma conciencia y piensa por un momento ¿cómo de necesario era ese ser querido para tu bienestar?, ¿dependías emocionalmente de esa persona?, ¿dependía tu autoestima de ella?


La ambivalencia o los conflictos: Aunque suene paradójico, cuantos más sentimientos negativos coexistían con el amor, más difícil es elaborar el duelo, pues suele ocurrir que, tras la pérdida, se generen sentimientos intensos de rabia o culpa.


Si algo de esto te sucede y crees que necesitas ayuda, no dudes en solicitarla. Las emociones pueden ser trabajadas, para sobrellevar mejor el dolor de la pérdida.



e) La muerte inesperada.


Si la pérdida te ha sorprendido, es probable que pases o hayas pasado por un estado de shock que te impide avanzar.

En estos casos suele cobrar aún más importancia contar con ayuda profesional, que te permita aceptar el suceso, y recolocar a tu ser querido de un modo diferente.


f) Por último, te dejo las razones por las que puedes beneficiarte de la terapia psicológica:


-Un proceso terapéutico te ayudará a hacer real la pérdida: Es parte del duelo pensar que la muerte no es real, a pesar de que sea esperada.


-La terapia también te dará la oportunidad de identificar y expresar lo que sientes. A veces, el gran cúmulo de emociones no nos permite reconocer lo que estamos viviendo. Es importante verbalizar y gestionar los sentimientos más habituales como tristeza, culpa o impotencia, por ejemplo.


-El apoyo profesional te facilita vivir sin la persona que se ha ido, a través de la resolución de los problemas que aparecen en el día a día, mediante el desarrollo de habilidades de afrontamiento.


También te permite reestablecer los roles y a adquirir perspectivas realistas sobre las decisiones que debas tomar.


Asimismo, te ayudará a trabajar la parte afectiva, donde puedes sentir carencias importantes.


-La mirada del terapeuta sirve para recolocar emocionalmente a la persona fallecida. Es necesario encontrar un nuevo lugar para ella y comprender que estará contigo de otra manera.


-Un proceso terapéutico ayuda a normalizar el tiempo que necesitas para atravesar el duelo, así como a normalizar las conductas propias de esta etapa de la vida.


A veces nos sucede que nos cuestionamos si lo que tardamos, sentimos, pensamos o hacemos es natural o no:


¿Te sientes impaciente? ¿Te has llegado a preguntar, incluso, si te estás volviendo loco/a? Contar con la experiencia de una persona que conoce el duelo, te aportará tranquilidad sobre las cosas que son propias de un proceso como el que estás pasando.


-La terapia te dará conocimientos para comprender a otros/as: ¿Te cuesta entender por qué alguien de tu familia hace lo que hace? ¿Te sientes incómodo/a cuando eso pasa? O, al contrario… ¿Te sientes incómodo/a porque actúas de manera distinta?

Si eso te sucede, será positivo conocer que las diferencias individuales existen.


-En definitiva, el apoyo profesional es un soporte continuado que te sostiene durante el tiempo que necesites para elaborar el duelo que estás pasando, sin sentirte solo/a.


Si quieres conocer más sobre el duelo, te dejo un enlace a otro artículo:




Si te está costando elaborar tu duelo, y/o crees que sería más sencillo acompañarlo de ayuda psicológica, estaré encantada de brindarte mi apoyo.

Si lo deseas, podemos hablar unos minutos sin coste y sin compromiso, antes de iniciar tu proceso.





Un abrazo,


Maite

626 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
images.png

© 2020  Maite González Serrano

bottom of page