Autoestima ¿Cómo potenciar mi autoestima?






En este vídeo te hablo de cuáles son los indicadores de una buena autoestima y cómo potenciarla.


Es importante recordar que, además de estos ejercicios focalizados en el presente, también es necesario entender tu pasado para conectar y trabajar tu autoestima desde la raíz del problema.


a) Los indicadores de una buena autoestima:


Tómate un momento para ver si te identificas con algunas de estas cuestiones:


- Te gustaría mirarte en el espejo y sentirte bien con tu imagen, física y personal.


- Te gustaría ser tu propio juez, y no dejar que te afecte lo que otras personas piensen de ti.


- Te gustaría dar una opinión de quién eres sin criticarte, ni castigarte o auto-sabotearte.


- Quisieras sentirte bien con quien eres, sin tomar referencias para compararte; y sin necesidad de encajar en ciertos cánones relacionados con la belleza o el éxito laboral, por ejemplo.


- Quisieras sentirte seguro/a de lo que piensas, de las decisiones que tomas, sin tener que contar con aprobación externa.


- Te encantaría, como consecuencia de lo anterior, confiar más en ti, establecer más metas y luchar más por tus sueños, sin rendirte incluso antes de intentarlo.


- Te encantaría aprender a decir no y poner límites.



Todos estos factores son indicadores de autoestima, y se pueden resumir en algunas frases como:


-La imagen positiva que tienes de ti mismo/a: Te gustas, a pesar de tus defectos, y sabes ver tus virtudes.


-Te auto-elogias. Te felicitas por lo que haces bien, y por lo que intentas, aunque no siempre lo consigas. Tratas de aprender de tus errores, pero eres autocompasivo/a, es decir, te perdonas por haberlos cometido, y mejoras. No te castigas, ni haces auto-críticas destructivas.


-La evaluación del concepto sobre ti mismo/a es tuya: No te comparas, no dejas el juicio en manos de terceras personas. No buscas encajar.


-Confías en ti y estableces objetivos. Vas en busca de tus sueños, aunque no tengas la certeza de si vas a conseguirlos. No te rindes antes de comenzar. Te sientes empoderado/a y te demuestras tus capacidades.


¿Sientes que no encajas en alguna(s) de estas variables?

Si esto te ocurre, puedes poner en práctica un ejercicio de cuatro pasos, para fomentar algunas de estas bases que componen tu auto-concepto:




b) Ejercicio para potenciar la autoestima.

-En primer lugar, te invito a que te sitúes ante un espejo, y focalices tu atención en aquellos aspectos que te definen, tanto física como personalmente.


Tómate un tiempo para pensar sobre ello, antes de responder a la siguiente pregunta.

Cuando estés listo/a, observa:


-¿Qué es lo primero en lo que te has fijado?


Puede ser que tu tendencia sea identificar aquello que no te gusta. Y sí: tendrás cosas que pueden mejorarse, igual que cualquier persona llena de virtudes y autoestima en este mundo.


Porque la autoestima no trata de que todo sean cualidades, sino de aceptar aquellos aspectos que no lo son.


Entonces responde esta otra pregunta:


-¿Qué es lo que te impide aceptar eso que no te agrada?


Identificar esta respuesta es importante para después poder cuestionarla. A partir de aquí podrás elaborar un proceso de cambio.


Aunque encontrar la respuesta a esta cuestión puede llevarte unas horas, días o incluso semanas, te sugiero que te tomes el tiempo que te haga falta para meditar sobre ello.


Deja esta pregunta abierta y cuando te contestes, aunque no sea hoy mismo, observa si algo cambia. ¿Qué hace “clic”?


-En segundo lugar, te invito a que te fijes en aspectos que sí te gustan de ti.

Repítetelos varias veces en voz alta.


Y, sobre todo, tómate el tiempo de encontrar algún otro que podría gustarte, aunque no suelas pensarlo a menudo. Descúbrete a ti mismo/a esa novedad, permítete sorprenderte.


Escribe, al menos tres de los anteriores. Después explica a qué se debe cada uno de ellos.


El mero hecho de repetirnos cosas positivas no aumentará nuestra autoestima, pero está demostrado que acompañar las afirmaciones de justificaciones y/o evidencias que demuestren que son ciertas, hace que interioricemos más dichas afirmaciones, que las integremos, nos las creamos y vayan acorde a lo que sentimos.


Toma por costumbre realizar esta práctica de focalización de aspectos positivos, autoelogio y explicación, diariamente.


-En tercer lugar, piensa en los últimos errores que has cometido, aquellos por los que te has autocastigado, y trata de establecer aprendizajes y conclusiones beneficiosas de esos fallos que hiciste. Enumera una lista y busca los motivos para sentirte orgulloso/a.


No se trata de sentir orgullo por los errores, sino por el aprendizaje y el crecimiento, después de reconocer el error y entender que no quieres volver a cometerlo.


¿Qué le dices a un ser querido cuando se equivoca en algo? Trátate a ti mismo/a como tratas a un familiar, amigo o amiga que quieres.


autocompasivo/a. Esto no significa que quieras cometer los mismos errores, o que no aprendas de ellos. Se trata de perdonarte y pasar página, tomando conciencia del error para no volver a cometerlo.


-Por último, piensa en una meta u objetivo, un sueño que tengas y no hayas intentado, por falta de seguridad en ti mismo/a y miedo al fracaso.


Ahora desgrana ese gran objetivo y escalónalo. Dibuja esa gran meta a modo de pequeñas metas, y cuestiónate si realmente te faltan capacidades para dar esos pequeños pasos.

Muchas veces imaginamos nuestras mayores aspiraciones, como si fueran montañas verticales, y a nosotros/as mismos/as como seres diminutos, sin habilidades para escalar.


¿Qué pasaría si en vez de mirar(te) de esta manera, imaginaras tu meta de forma diagonal, y a ti mismo/a como un caminante, perfectamente capaz de subir escaleras?


Está comprobado que repetir estos ejercicios junto a otros, y un adecuado acompañamiento profesional que te permita trabajar con las causas que originan la autoestima, ayuda a generar cambios en tu sistema de creencias, y, por tanto, a que mejores.


Puedes leer más sobre cómo construir tu autoestima en el siguiente enlace:


Si deseas realizar un trabajo íntegro, crees que puedo ayudarte a conectar con las bases de tu autoestima, a gestionar los sentimientos que te produce y a construir una mejor autoestima, no dudes en contactarme. También podemos hablar unos minutos sin coste y sin compromiso, si así lo necesitas antes de iniciar un proceso.


Un abrazo,


Maite

824 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
images.png

© 2020  Maite González Serrano